EntretenimientoHumorTrucos y consejos

Tips para conseguir un buen selfie esta Semana Santa

A tres días de Semana Santa y como sabemos  que una imagen vale más que mil palabras, en Ion Mobile venimos cargados de consejos para que tus fotos de estas vacaciones sean de lo más molonas. Esta Semana Santa tienes que contar con que en  los selfies que te hagas, además de la cabeza, debería aparecer el capirucho que también forma parte del atuendo de un gran número de hermandades. Incluso si tu no sales en ninguna cofradía, seguro que algún familiar o amigo cercano sí está metido de lleno en ese “tinglao”.

La opción más infalible para poder hacer un buen autorretrato estos días, sin duda es el palo-selfie, ya que puedes  poner más distancia de por medio entre el Smartpone y tu cara,  para poder sacar la mayor cantidad de detalles.

Una foto apuntando con el móvil desde bien arriba nos puede sacar con el traje entero, desde una perspectiva interesante o incluso cómica.

La mejor opción para  que aparezca todo lo que queda detrás de ti, es situar el palo-selfie más o menos a la altura de los ojos, ya que la distancia permitirá que salga la procesión que tienes a las espaldas, sin quitar protagonismo a lo que ocurre por encima de tu cabeza.

Pero si todavía no tienes un palo-selfie, y no tienes planeado  hacerte con uno antes de que pase esta semana, ¡no te preocupes! ¡También puedes conseguir fotos muy interesantes!

La  clave en este caso está en hacer fotos desde abajo, es decir, con el ángulo denominado contrapicado.  Aunque no es la posición en la que más favorecido sale nuestro rostro, si llevas un capuchón no hay problema, muy bizco te tienes que poner para salir mal en esta foto. No tengas miedo de tomar una foto situando el móvil por debajo del nivel de la mirada, si estas fotos son adecuadas en alguna situación sin duda, ¡es en esta!

Si no tienes ni palo-selfie ni  capirucho,  y sigue siendo tu mejor opción hacerte las fotos desde abajo,  para salir lo más favorecido posible deberías centrarte en estirar el mentón para que no te salga la molesta papada y la cara redonda, e intentar mirar a la cámara del móvil y no a la pantalla, para que no parezca luego que tienes la mirada perdida.

Si ninguna de las opciones anteriores te convence, siempre puedes turnarte con tus amigos para ir haciéndoos fotos, o interceptar alguna alma caritativa que se preste a hacerte unas cuantas fotografías, a riesgo de que (como suele ocurrir) salgan movidas o con el dedo en el flash.

Una cosa sí está clara, después de las vacaciones volverás a casa con la memoria llena y un montón de fotos, y seguro que alguna cumple con todos los requisitos para ponértela de perfil de Whatsapp y colgarla en Facebook o Instagram 😛